Rizado ...Afro......y mássss

Pelo AFRO /RIZADO infantil ¿Como cuidarlo?

Hemos querido dedicar este post al cuidado del cabello de los niños tanto con el pelo AFRO como RIZADO, ya que ambos tienen las mismas característica aunque puede variar en la textura. Incluso, es posible que un nin@ con el pelo rizado y piel blanca tenga un rizo más "apretado" que otr@ con el pelo afro y de raza negra, ya que ambos varían muchísimo en sus texturas, dependiendo de la ondulación de la hebra. Así pues, que éste post vaya para ambos... pelo rizado y pelo afro infantil.

Para que os hagáis una idea de en cuanto puede variar la textura de un pelo rizado, ahí os dejamos éste gráfico:


.

Aunque no es tan importante saber que tipo de textura tiene el niño (incluso puede tener varias a la vez), como conocer que tipo de cabello tiene, fino o grueso y el grado de sequedad.

El pelo rizado y el afro es un cabello por naturaleza seco y frágil, mucho más frágil que un cabello de textura media y/o graso, en contra de lo que mucha gente cree, ya que sufre de escasez de sebo natural y además su textura "apretada" dificulta la llegada del mismo a la hebra del pelo y por ende, el cabello pierde elasticidad y se rompe con mucha facilidad. Así pues vamos a centrarnos básicamente y de forma sencilla en los 3 puntos más importantes a tener en cuenta para cuidar el pelo de [email protected] [email protected] de una forma suave y delicada pues los folículos están en pleno desarrollo y así su pelo pueda crecer fuerte y sano:

1º Que productos usar:

El champú a utilizar debe ser suave y evitar los sulfatos "fuertes" ya que arrastran la totalidad de los aceites naturales del cuero cabelludo y cabello, dejándolo más seco y frágil. Es conveniente usar champús específicos para pelo afro, en cuya elaboración se han tenido en cuenta las características de éste tipo de cabello. Los champús de las líneas infantiles que podeis encontrar en nuestra web, están especialmente elaborados para [email protected] con cabello afro y rizado, por lo que su formulación es la idónea para cuidarlos. Misma mención para los acondicionadores infantiles y el resto de productos para el cuidado del pelo afro o rizado infantil.

2º Rutina y lavado del cabello:

No hay que lavarle el pelo al niñ@ más que lo estrictamente necesario. Por lavarlo más a menudo no lo va a tener más lustroso, al revés, lo que conseguiremos en una mayor sequedad. Una buena media de lavado es de 5-7 dias. En caso de que sea necesario lavarlo más a menudo, debido al sudor, ejercicio, etc.., aconsejamos la técnica del co-wash... o sea, lavado sin champú, solo con acondicionador, que además de hidratar, facilitará el desenredado.

Siempre va bien, enjuagar mucho el cabello con agua antes de aplicar el champú para retirar la suciedad, polvo y restos que se puedan puedan eliminar con el agua y así facilitarle el trabajo al champú.

Un buen lavado se realiza con movimientos de frotación en el cuero cabelludo y las raíces que es donde se aloja la gran mayoría de la suciedad, no es necesario frotar el resto del cabello con el champú ya que eso lo castiga y reseca más las puntas, simplemente con la espuma que reciba durante el lavado ya es suficiente para su limpieza. No utilizar las uñas, ya que se puede irritar e incluso dañar su delicado cuero cabelludo.

A un cabello fino suele bastarle un solo lavado, un cabello grueso y un rizo apretado pude necesitar un segundo lavado. Después del champú deberemos usar si o si, un acondiciones con aclarado que nos servirá para suavizar la hebra y desenredar el cabello. Si el niño tiene el pelo muy enredado o difícil de desenredar, es aconsejable hacerlo justo en éste momento, con el acondicionador puesto de forma generosa y con el pelo dividido en secciones, para poder desenredarlo sección por sección de forma suave, aclarando después sin frotar ni enredar de nuevo el cabello, sencillamente dejando correr el agua a lo largo del cabello pasando suavemente los dedos. Para secar el cabello, simplemente envolver la toalla alrededor del cabello dejándo que absorba el exceso de agua, NO FROTAR!!! eso enredaria de nuevo el cabello y causaría frizz.

Para desenredar se recomienda usar peines con púas separadas y/o cepillos desenredantes con púas de jabalí (bebés) o asiliconadas y redondeadas, que no rompan el cabello y aporten un desenredado suave.

En caso de preferir el desenredado después de la ducha o baño, es conveniente usar igualmente el acondicionador instantáneo e intentar "peinar" con los dedos para facilitar el desenredado posterior. Igualmente NO frotar con la toalla para secar el cabello.

Para hacer las secciones hay que separar el cabello en varias "partes", cuanto más apretado y enredado esté el cabello, más secciones habrá que hacer y sujetar cada una de ellas con una goma suave de tela (no de "pollo") o con una pinza o clip. Soltar una de las secciones y comenzar a desenredar siempre por las puntas y seguir hacia las raíces. El movimiento debe ser rápido, pero no debe de dolerle al niñ@. Volver a sujetar las secciones una vez se han desenredado y soltar la siguiente. Después del desenredado es conveniente aplicarle un poco de aceite vegetal en el cuero cabelludo (sin saturarlo) y expandirlo suavemente con la yema de los dedos, eso lo calmará, hidratará y nutrirá, ayudando a la vez a que el cabello crezca sano y fuerte.

El siguiente paso sería aplicar o bien un desenredante para peinar o bien una crema hidratante o leave-in o aceite vegetal. El desenredante es conveniente en el caso de que se quiera hacer otro desenredado en cabellos difíciles de peinar o no se hubiera hecho en la ducha con el acondicionador. Ambos aportarán hidrtación y protección para peinar suave y usar el secador en el caso de que se utilice. El paso final ya sería la crema o gel de peinado que le fijará y definirá los rizos evitando el frizz. A veces puede bastar con uno solo de éstos productos post lavado, pero en algunos casos pueden nesecitar una hidratación extra, por lo que será necesaria la combinación de dos o más, así que como en el caso de los adultos, tendreis que probar cuales le sientan mejor al pelo del peque, pues dependerá mucho de varios factores, como puede ser la textura, el grosor, el largo, el grado de sequedad el tipo de piel del cuero cabelludo, etc... Por normal general un cabello fino no necesita una gran carga de productos, un cabello grueso y/o afro o con rizo muy apretado necesita y soporta una mayor carga de hidratación y nutrición.

NUNCA peinar y/o desenredar un pelo rizado/afro en seco! eso dañaría, incluso quebraría el cabello y además, perdería muchísima definición, ganando frizz.

Intenta que el niñ@ esté distraído con algo si ves que es "difícil" de peinar, a lo mejor dejar que vea su vídeo favorito.... y sobre todo, NO desesperes, si tu lo haces, el/ella también lo hará.. DIVIERTETE!!

Si se usa un secador para peinar, alisar o sencillamente secar el cabello para poder trenzarlo o darle el estilo deseado, es mejor hacerlo también por secciones y comenzando por las puntas hasta las raíces. El Uso de cremas leave-in y aceites puros protegen el cabello del calor, aunque es mejor usarlo en frío o calor moderado, nunca muy caliente, su cabello ya de por si es seco y frágil, el calor lo resecará más

En el peinado, evitar sujetar excesivamente fuerte las colas de caballo, moños , etc... y apretar con mucha tirantez los trenzados, ya que además de irritar el cuero cabelludo lo dañarán y al cabello también, llegando incluso a romperse y caerse.

Bueno, pues ya hemos sobrevivido a la rutina de lavado y peinado!!.

El uso de los gorros de satén o almohadas de satén para dormir, evitan que se genere frizz y enrededos mediante el roce con cabello con una almohada de algodón, por ejemplo, mientras duermen. Además protegen el peinado. Son realmente buenos y notarás la diferencia si no los habías usado antes. También se puede seccionar y trenzar el cabello para evitar aún más el frizz y los enredaos y cubrir luego con el gorrito, de ésta manera además lograrás definirle más el rizo cuando se los abras al día siguiente. Y más definidos aún si al hacerle las trenzas utilizas una crema de peinar o gel fijador.


En el caso de los bebés de pocos meses, ni siquiera es necesario el uso de champú, se retira la suciedad solo con agua. Si el bebé todavía tiene la "costra láctea", se recomienda usar un poco de aceite de oliva u otro aceite vegetal para ablandarlas un poco y después lavar normalmente con agua o si es necesario un poco de champú. No "rascar" ni peinar excesivamente para retirar las escamas ya que eso causará mayor irritación. En el caso de mucha cantidad de costra o que no funcionen los pasos anteriores para eliminar las escamas, siempre consultar al pediatra que te dará alguna solución al problema.

Para bebés de 4-6 meses y ya con el uso del champú infantil, no se debe lavar el cabello más que una vez a la semana, usando champús muy suaves y aplicando después del lavado algúnaceite vegetal puro (evitar cosméticos) para cuidar su cuero cabelludo y el crecimiento del pelo. Cepillarlo con cepillos de cerdas suaves para bebés o con las yemas de los dedos. Evitar el uso de gomas elásticas o tirar del cabello para hacrle recogidos.

3º Hidratación, humectación y mantenimiento:

Indispensable hidratar y humectar a diario el cabello para aportarle hidratación y elasticidad y así evitar roturas y enredos. Esto se consigue con el uso de leave-in (acondicionadores sin enjuague), cremas/lociones hidratantes, desenredantes sin enjuague (si peinais el cabello a diario) y muy aconsejable también el uso de aceites vegetales tales como el coco, oliva, almendra, aguacate, manteca de karité y otros , incluso una mezcla de ellos para sellar el cabello y se retenga la humedad. Los aceites vegetales son humectantes naturales sin químicos ni agresivos que además, particularmente cada uno de ellos también aporta otras propiedades... podeis leer acerca de todos ellos en los post dedicados a cada uno en particular. Según las características de cada pelo puede bastar uno solo de éstos productos o puede ser necesario combinar dos o tres... cada cabello es un mundo y debes ir probando hasta acertar el método que mejor acepte el cabello del peque. Puedes ayudarte con un pulverizador con agua mezclada con un chorrito de algún aceite vegetal para pulverizar y humedecer el cabello a diario antes de aplicar los leave-in o cremas para ayudar a un reparto más homogéneo y para peinar o "recolocar" el peinado.

Una vez al mes es bueno hacer un tratamiento profundo con aceite caliente, como si fuera una mascarilla.

Esperamos haber colaborado un "pelín" en el crecimiento sano y fuerte de tus peques y recuerda.... si tu disfrutas... ellos lo "sufren" menos!!



www.rizadoafroymas.es




Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información