Rizado ...Afro......y mássss

Aceite Puro de Ricino

El Aceite de Ricino, también conocido como Castor, tiene múltiples propiedades tanto para la salud en general de nuestro cuerpo como para nuestra belleza y aún así, sigue siendo un gran desconocido. Quieres saber más sobre él?

Aunque su textura es un tanto espesa y pegajosa, el Aceite de Ricino es un excelente remedio natural y además económico para el crecimiento del cabello y las pestañas. También es fantástico para el cuidado de la piel, las uñas y las cejas.

El Aceite de Ricino es rico en ácidos grasos Omega 9 (ácido ricinoleico), de los que se nutren el cabello , el folículo piloso y la piel del cuero cabelludo y además es altamente penetrante, lo cual garantiza una nutrición profunda. También es un agente natural actibacteriano y antifúngico por lo que ayudará a erradicar los hongos o bacterias que puedan inhibir el crecimiento del cabello.

Éstas son las propiedades en general del Aceite de Ricino:

Para el Cabello:

- Estimula el crecimiento y fortalece el cabello

- Previene la caída del cabello.

- Es muy nutritivo debido a los ácidos grasos Omega 9.

- Acondiciona, humecta y nutre el cabello.

- Aporta brillo y fuerza también al cuero cabelludo.

USO: Aplica el Aceite de Ricino con los dedos (poca cantidad) en el cuero cabelludo dando un suave masaje. Aplícalo después a lo largo de todo el cabello, prestando más atención a las puntas, zonas más castigadas. Cubrir con un gorro de plástico y después con una toalla o directamente con una toalla húmeda y dejar actuar mínimo 15 minutos. Después lavas con champú para retirar totalmente el aceite y sigues con tu rutina habitual. Si tienes el pelo fino y/o poca cantidad, asegúrate de retirar totalmente el aceite para evitar que quede untuoso o grasiento sobre todo en las raíces. Con el pelo rizado, afro o muy seco eso no es tan importante.

Si repites ésto una vez a la semana durante un par de meses, notarás los resultados.

Si tu pelo es muy seco puedes añadir posteriormente unas gotas de Aceite de Ricino a las puntas para hidratarlas y darles brillo. Comienza aplicando poca cantidad, ya que puedes pasar fácilmente de dar un poco de brillo a aportarle demasiada untuosidad al cabello.


Otras Aplicaciones:

- Fortalece y estimula el crecimiento de las uñas ya que es rico en Vitamina E, esencial para unas uñas fuertes y sanas.

- Fortalece y estimula el crecimiento de las pestañas y cejas. Aplica con un cepillo viejo o sin uso de máscara de pestañas LIMPIO (hay que retirar primero todo resto de rimmel) cada noche al acostarse con cuidado de que no entre en los ojos. Igual para las cejas.

- Calma y nutre la zona de las ojeras. Aplícalo con la yema de los dedos dando ligeros toques con cuidado de que no entre en los ojos.

- Estimula y suaviza la barba de los hombres.

- Suaviza, protege e hidrata los labios.

- Ayuda a reducir y suavizar las cicatrices en la piel y acelera la cicatrización en las heridas.


Puede, además ser consumido vía oral, aportando otros tantos beneficios a nuestro organismo, pero ese es otro tema que no vamos a tocar en éste post, en el que nos hemos centrado básicamente en su uso tópico para la belleza.

***Debe evitarse su uso en mujeres embarazadas o en período de lactancia, durante la menstruación, aplicarlo alrededor de los ojos si padeces alguna enfermedad ocular, si padeces dolor abdominal de cualquier tipo y tampoco es aconsejable usarlo como laxante (aunque mucha gente lo recomienda), ya que tomado en exceso puede ser contraproducente.

Puedes encontar el Aceite de Ricino en nuestra web AQUI




Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información