Rizado ...Afro......y mássss

Aceite Puro de Coco

El Aceite 100% Puro de Coco Virgen Extra es uno de los tratamientos más efectivos para una gran variedad de aplicaciones capilares. Muchas personas afirman que el Aceite de Coco funciona mejor que cualquier tratamiento artificial disponible en el mercado porque es 100% natural, no tiene siliconas, alcoholes ni otros productos químicos que puedan atacar la sensibilidad de la piel y el cabello. El Aceite de Coco funciona increíblemente bien reparando el cabello dañado bien por el calor o bien por cualquier otro procedimiento, el cabello seco o cualquier otro problema relacionado con el pelo.


El Aceite de Coco es además, de forma natural, un agente fungicida, lo que lo convierte de inmediato en un tratamiento anticaspa ideal, tanto para eliminarla como para prevenirla, manteniendo un pelo radiante con un cuero cabelludo sano al utilizarlo de manera habitual en el cuidado de nuestro pelo, de una a cuatro veces al mes.


El Aceite de Coco funciona bien reconstituyendo el pelo dañado porque su estructura molecular, al contrario que otros aceites vegetales o cremas hidratantes que se quedan en la superficie del cabello, hace posible que penetre el tallo del cabello más allá de la cutícula, reparando y previniendo el daño desde el interior hacia fuera. El ácido Laúrico y el ácido Cáprico presentes en el Aceite de Coco ayudan a reestructurar el pelo, incrementar su resistencia previniendo la pérdida de proteínas y, por encima de todo, dotándolo de un espectacular brillo natural y soltura que lo hacen más fácil de manejar con un importante descenso de los enredos, las roturas y la debilidad de las puntas. Mucha gente incluso argumenta que su pelo se cae menos y tienen mayor volumen desde que utilizan Aceite de Coco de manera regular. Es importante asegurarse de usar un Aceite 100% Puro de Coco Vírgen Extra Orgánico , ya que es el único que mantiene íntegras todas sus propiedades. Nuestro Aceite NATURSEED cumple éstos requisitos y además está galardonado con premios por su alta calidad, con un 56% de Ácido Laúrico!

Veamos ahora como utilizar el Aceite de Coco en diversas aplicaciones:

Aceite de Coco como Acondicionador:

Para utilizar el Aceite de Coco como acondicionador en profundidad, masajear en el cabello bien limpio llegando hasta el cuero cabelludo. Si tu cabello es muy fino, quizás quieras evitar llegar hasta el cuero cabelludo y aplicarlo sólo en el cabello para evitar que éste se apelmace junto a la cabeza. Si tienes el pelo muy largo, debes utilizar más aceite, aplicando todo el necesario para llegar a todo el cabello. En las zonas en que el pelo está más dañado (normalmente más cerca de las puntas), debes utilizar más cantidad que en las zonas más próximas al cuero cabelludo. Lo mejor es dividir todo el cabello en varias secciones y aplicarlo en una sección cada vez, de manera que nos aseguremos que el Aceite de Coco llega hasta cada uno de los pelos. Si el Aceite de Coco que tenemos está solidificado (por debajo de 24º aproximadamente) tendremos que licuarlo antes de empezar, poniéndolo unos minutos al baño maría para que sea más sencillo usarlo en el cabello. Según el envase, puede ser suficiente con mantenerlo sumergido unos minutos en agua muy caliente.

Una vez que hayamos aplicado el Aceite de Coco en todo el cabello, lo dejaremos reposar unos 20 o 30 minutos. Se puede dejar más tiempo si el cabello está muy seco o muy dañado. Para conseguir mayor penetración, se puede utilizar un gorro de tratamiento o de ducha para cubrir el cabello después de aplicar el aceite y encima una toalla a modo de turbante. Opcionalmente, podremos calentar la toalla con un secador una vez la tengamos puesta encima del gorro para proporcionar un poco de calor al tratamiento y maximizar los beneficios.

Cuando hayamos acabado, y si hemos utilizado bastante Aceite de Coco, el pelo necesitará de un lavado con un champú suave. El Aceite de Coco puede ser un regalo divino para aquellas personas que tienen el cabello seco, dañado, muy procesado o quemado. Es importante experimentar con las cantidades adecuadas de Aceite de Coco para cada caso particular y cuanto tiempo debemos dejarlo actuar, en función del estado del cabello y la cantidad de pelo. Si se le queda el cabello grasiento después de realizar este tratamiento, pruebe a usar menos aceite o a utilizar más champú para aclararlo.

Aceite de Coco como Pre-Poo: Ésta mascarilla pre-champú es especialmente aconsejada para personas con el cabello rizado y/o muy seco. Aplicar el Aceite de coco por todo el cabello antes del lavado con champú. Mantenerlo durante mínimo 30 minutos, tapado con un gorro de tratamiento y lavar el cabello como de costumbre. Veremos que el cabello nos queda mucho más suave, menos castigado y seco y nuestras puntas geniales!.

Aceite de Coco como Crema Hidratante y Desenredante:

Se puede utilizar una pequeña cantidad de Aceite de Coco en el cabello, aplicándolo después de la ducha desde la mitad del pelo hacia las puntas, como crema hidratante de uso diario, que además eliminará buena parte de los enredos con facilidad al peinarnos. Debe saber que usarlo de este modo en la piel también logra obrar milagros en pieles secas o estropeadas!

Aceite de Coco como Tratamiento Anticaspa:

Para tratar la caspa, masajee con una pequeña cantidad de Aceite de Coco su cuero cabelludo, y después deje que repose durante al menos 10 minutos e incluso durante toda la noche si lo usamos antes de acostarnos (en cuyo caso es aconsejable usar un gorro de tratamiento o de ducha bajo el de satén o envolver la almohada en una toalla. Después, se puede aclarar con normalidad bien con agua caliente o incluso con un champú suave.

Para la piel:

Sus ácidos grasos de cadena media colaboran a restablecer el equilibrio del PH de la piel. El Aceite de Coco contiene ácido laurico, uno de los componentes de la leche materna, que según se ha comprobado en estudios científicos, aporta a la piel protección, suavidad y juventud, gracias a su acción reestructurante. El Aceite de Coco se absorbe por la piel de tal manera que al mismo tiempo suaviza las distintas capas dérmicas y deja la piel no solo limpia, sino también más perfecta en sus aspectos externos.

También se utiliza como humectante y en esos casos además actúa como una capa protectora, ayudando a retener la humedad en la piel. También actúa como aceite suave y sedoso muy recomendado para piel irritada e inflamada y se recomienda para aquellos con piel sensible.

Su capacidad anti-inflamatoria y anti-microbiana hacen del Aceite de Coco el aceite indicado para aquellas personas que tienen problemas de piel como psoriasis o dermatítis atópica. En estos casos, los pacientes pueden aplicar Aceite de Coco en su piel con la total seguridad de que no afectará su condición y, en una gran parte de los casos, ayudará a reducirla. Esa misma capacidad antimicrobiana es la que hace que el Aceite de Coco sea muy indicado en otros casos como hongos diversos en los pies o el propio pie de atleta.

En general, el Aceite de Coco rejuvenece su piel, la protege contra el daño causado por los radicales libres y puede proteger su piel de manchas, signos de envejecimiento o de la exposición excesiva al sol. El aceite de coco ayuda a mantener los tejidos conectivos de la piel fuertes y flexibles, ayudando a crear una apariencia joven y notablemente suave, al remover la capa externa de células muertas de la piel. Incluso puede penetrar las capas más profundas de la piel y ortalecer los tejidos subyacentes

Si lo utilizamos como aceite base para masajes, el Aceite de Coco actúa como relajante mental y físico. Para las mujeres con síntomas de menopausia, puede resultar de alivio realizar un buen masaje con este aceite.

Funciona de maravilla para limpiar la piel por la noche, después de que durante el día se acumule la suciedad por efecto de la contaminación.

Aplícatelo en la piel mediante un suave masaje y retíralo suavemente con una toallita húmeda. El coco es anti-bacterial y anti-microbiano, así que es perfecto para proteger y mejorar la flora natural de la piel.

Cuando tienes los pies cansados y magullados, puedes darles un baño calmante y revitalizante con aceite de coco. Para ello calienta agua en un barreño y vierte 3 cucharadas de aceite de coco.

Déjalos en remojo unos 10 minutos.

El aceite de coco es rico en ácidos grasos, por ello es un hidratante excelente, además de que huele genial. Es ideal para dar masajes en todo el cuerpo.

No olvides echártelo en el escote, pues además añade un magnífico resplandor a la piel.

A los bebés les encanta los masajes con aceite de coco. Como ya hemos visto es altamente hidratante y tiene propiedades anti bacterianas y de protección de la piel, lo que lo convierte en un aceite ideal para una piel tan delicada como la de los bebés.

Puedes encontrarlo en la tienda aqui.... Aceites Vegetales Puros


Basado en el artículo de www.aceitedecoco.org



Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información